Alergia Primaveral

Sintomas-Alergia-Primaveral

Alergia Primaveral

La llamada alergia primaveral afecta al 10-15% de la población. La causa es la polinización, es decir, la concentración de polen que se produce en el aire como consecuencia de del ciclo reproductor de determinadas plantas. Además, cuanto más intensas hayan sido las lluvias al final del otoño y si las temperaturas han sido más elevadas de lo habitual, mayor será la polinosis y más intensos los síntomas que sufrirán las personas alérgicas.

Pero el descenso de la humedad ambiental y el aumento de la temperatura también propician el incremento de la alergia al polvo doméstico, es decir, a los ácaros.
Los síntomas de la alergia primaveral ocasionados por la sensibilidad a estos alérgenos son fácilmente reconocibles:

  • Estornudos.
  • Rinitis.
  • Conjuntivitis.
  • Crisis asmática.

En esta época del año las personas alérgicas deben tomar precauciones. Por un lado, serán necesarias medidas preventivas. Por otro, actuar con previsión y someterse a un tratamiento de hiposensibilización mediante inmunoterapia unos meses antes, ya que éste exige este tiempo para su correcta aplicación.

Las medidas preventivas están encaminadas a reducir al máximo el contacto con el polen y minimizar la presencia de ácaros:

  • Hay que mantener las ventanas cerradas durante las horas de sol.
  • Ventilar al atardecer.
  • Evitar los parques y jardines.
  • Utilizar gafas de sol.
  • Reducir la actividad al aire libre .
  • Tender la ropa en el interior de las casas.

En relación a los ácaros, la limpieza y mantener una humedad ambiental por debajo del 60% y una temperatura interior de menos de 24ºC.

Si a pesar de todo se producen reacciones alérgicas habrá que utilizar una medicación específica para paliar la sintomatología: colirios para la conjuntivitis, broncodilatadores para el asma, descongestivos nasales para la rinitis, etc.

También es importante que aquellas personas que sufren por primera vez la sintomatología característica de la alergia primaveral acudan al alergólogo para someterse a un estudio que determine el tipo de alérgenos a los que se ha sensibilizado.

Consulta con los especialistas de nuestro cuadro médico si tienes dudas o quieres más información al respecto.

¡¡Recuerda!! Si te pareció interesante, síguenos en Facebook o Twitter!!