Cocinar sano adelgaza

Cocinar-Sano-adelgaza

Cocinar sano adelgaza

Una alimentación saludable no consiste únicamente en seguir una dieta equilibrada en la que estén presentes en la cantidad y proporción adecuadas todos los alimentos. Las técnica de cocción de los alimentos también desempeña un papel importante. Tanto es así, que cocinar sano adelgaza sin necesidad de llevar a cabo una dieta.

Cocinar sano

  • A la plancha: el uso de aceite es mínimo y los alimentos conservan mejor tanto el sabor como los nutrientes.
  • Al horno: igual que en el caso anterior, se minimiza el uso de aceite, aunque hay que tener en cuenta que cada tipo de alimento requiere una temperatura de cocción diferente. También permite el uso de la técnica de papillote, que consiste en envolver los alimentos, por ejemplo, pescado con su guarnición de verduras, en papel de aluminio. De este modo se intensifica el sabor de lo alimentos, se mantienen jugosos y no se necesita aceite para su elaboración.
  • Al vapor: es la mejor manera de cocinar las verduras y hortalizas para que mantengan la mayor parte de sus nutrientes. Consiste en colocar los alimentos sobre una rejilla en el interior de una olla con un fondo de agua hirviendo y tapar, de modo que será el propio vapor el que realice la cocción.
  • Wok: es una técnica oriental que consiste en utilizar una especie de sartén cóncava y profunda. Requiere muy poco aceite, ya que las elevadas temperaturas que se utilizan hacen que los alimentos se sellen en su parte exterior y mantengan su jugosidad en el interior, manteniendo la mayor parte de sus nutrientes. Vale para todo tipo de alimentos, aunque estos deben estar cortados en trozos pequeños.
  • Fritos: debe hacerse con abundante aceite de oliva calentado a 180-190º C. No deben mezclarse diferentes tipos de aceite y éste debe ser sustituido cada pocos usos. Al finalizar la cocción se debe colocar los alimentos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  • Olla a presión: ahorra tiempo de cocción y permite utilizar muy poco agua, ya que los alimentos se cocinan esencialmente con el vapor. De este modo se mantiene la mayor parte del valor nutritivo de los alimentos en crudo. Es la técnica más idónea para guisos, estofados, caldos, etc. Es importante que una vez finalizada la cocción se elimina la grasa que se haya podido generar durante la misma.

Cocinar sano es sencillo, ahorra tiempo, potencia el sabor, optimiza el valor nutritivo de los alimentos y además minimiza la presencia de grasas en los alimentos, lo que puede incluso llevar a perder algo de peso.

Consulta con los especialistas de nuestro cuadro médico si tienes dudas o quieres más información al respecto.

¡¡Recuerda!! Si te pareció interesante, síguenos en Facebook o Twitter!!