Desgarro del labrum de la cadera

desgarro labrum cadera

Desgarro del labrum de la cadera

Descripción

La cadera es una articulación compuesta de una superficie articular a modo de esfera y una cavidad. El borde de la cavidad está recubierto de un anillo de cartílago denominado labrum. Éste protege el hueso y ayuda a aislar la articulación. El desgarro de esta capa puede irritar la articulación de la cadera, producir dolor y limitar el movimiento.

Síntomas

Se puede sentir que la cadera se traba o que produce un chasquido doloroso. Puede resultar difícil la movilización de la pierna hacia el pecho.
Se puede experimentar dolor en la ingle, en la nalga y en la parte inferior de la espalda.

Causas

Los desgarros del labrum de la cadera a menudo están provocados por un movimiento repentino de giro, pero también pueden producirse después de correr o de una caída. Estirar la extremidad inferior demasiado o sentarse en cuclillas también puede producir desgarros.

Tratamiento Aficionado

Normalmente, el médico le recomendará primero calmantes, como paracetamol o ibuprofeno, para aliviar los síntomas. Lea siempre el prospecto que acompaña a la medicina y, si tiene alguna pregunta, pida consejo a su farmacéutico. Es posible que se le derive a un profesional de la medina deportiva, como un médico de medicina deportiva, para que emita un diagnóstico. Suele ser necesario un escáner para confirmar un desgarro del labrum..
La única forma de curar un desgarro del labrum de cadera es mediante un tipo de cirugía denominada artroscopia de cadera. La artroscopia de cadera es un tipo de cirugía realizada a través de un pequeño orificio que se utiliza para mirar dentro de la articulación y tratarla. Esto supone quitar el colgajo de cartílago que se ha creado con el desgarro y coser el desgarro con puntos. Tras la cirugía, es probable que la rehabilitación requiera fisioterapia.

¿Qué hacer?

– Visite a su médico de familia si siente dolor en la ingle o en la espalda, o si siente un chasquido doloroso en la cadera.
– Tómese tiempo para recuperarse, puede tardar hasta 12 semanas para recuperarse del todo de la lesión.

¿Qué hacer?

– Ignorar los síntomas: un desgarro no tratado empeorará gradualmente y provocará un daño permanente.

 

Consulta con los especialistas de nuestro cuadro médico si tienes dudas o quieres más información al respecto.

¡¡Recuerda!! Si te pareció interesante, síguenos en Facebook o Twitter!!