Centro Oficial de contratación Sanitas

Asesores Sanitas a tu disposición

Test-Intolerancia-Alimentaria-Sanitas
Test de Intolerancia Alimentaria Los alimentos que te sientan bien
PRECIOS, COBERTURAS, TODA LA INFORMACIÓN NECESARIA






 Te llamamos nosotros

 Política de privacidad

Test de Intolerancia Alimentaria

¿Qué es la intolerancia alimentaria?

Si bien es cierto que una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras y cereales integrales, satisface las necesidades nutricionales de nuestro organismo para que nuestra salud marche sobre ruedas, es necesario matizar un poco más nuestra alimentación.

Las siguientes afecciones pueden tener su origen en el consumo de determinados alimentos que nuestro organismo no tolera:

  • Dolor de cabeza o estómago.

  • Diarrea.

  • Sobrepeso.

  • Fatiga crónica.

  • Problemas de la piel.

  • Inflamación de las articulaciones.

Y es que podemos tener intolerancia alimentaria, sin saberlo, a componentes de nuestra dieta cotidiana tan comunes como la leche, los huevos, los hidratos de carbono, etc.

El desconocimiento de esta situación puede dar lugar a un daño paulatino de nuestra salud. De hecho, es una respuesta en ocasiones de tipo inmunológico, como una alergia, pero cuyos síntomas se manifiestan de forma más lenta y discreta aunque no por ello menos importante para la salud.

La intolerancia alimentaria afecta a cada persona de forma diferente: los alimentos que favorecen a una persona puedes ser perjudiciales para otra. Por ello, es necesario analizar cada caso mediante un estudio clínico personalizado.

Normalmente, las pruebas para detectar intolerancia alimentaria son prescritas por un endocrinólogo, nutricionista o dietista, y el deseo de perder peso es la primera motivación que lleva a realizarse este tipo de test. Sin embargo, la información que nos ofrecen estas pruebas es mucho más amplia y hay que tener en cuenta su posible repercusión sobre numerosos aspectos de nuestra salud.

La intolerancia alimentaria, se debe a la formación de anticuerpos frente a proteínas de determinados alimentos, pero no del tipo IgE (que desencadenaría un proceso alérgico), sino en una primera etapa del tipo IgA y tras múltiples estímulos a la formación de IgG. Por ello, Sanitas analiza cada caso mediante un estudio clínico personalizado, más conocido como el test de intolerancia alimentaria.

¿En qué consiste el test de intolerancia alimentaria?

El test de tolerancia alimentaria se basa en una sencilla extracción de sangre, que permite analizar la reacción de los anticuerpos del paciente ante más de 200 alimentos e identificar aquellos que causan rechazo. Además recibirás una interpretación médica de los resultados donde se define con precisión los alimentos que se recomienda eliminar y la dieta más adecuada para que el paciente mantenga su salud en perfecto estado.

Podrás disfrutar de importantes descuentos sobre el precio privado para conocer los alimentos más sanos para ti.

El test de intolerancia alimentaria de Sanitas te ofrece un servicio sencillo y completo para mejorar tu calidad de vida que incluye:

  • Análisis de sangre.
  • Dossier completo con toda la información de la prueba.
  • Tarjeta de bolsillo en la que se indican los alimentos perjudiciales para tu salud.
  • Una dieta personalizada, en función de tus resultados.
  • Consulta telefónica con un experto en nutrición que resolverá tus posibles dudas.

Descárgate las Condiciones generales de contratación [PDF]
Descárgate más información sobre el test de intolerancia [PDF]

¿Por qué realizar el test?

¿Por qué realizar el testde intolerancia alimentaria?

Es vital conocer e identificar los elementos a los que somos intolerantes. Después de conocerlo, podemos tomar medidas para modificar nuestra dieta o evitar ciertas situaciones para no entrar en contacto con algunas sustancias químicas que existen con frecuencia en nuestro alrededor.

Se suele considerar únicamente como una herramienta para perder peso, sin embargo la utilidad de este test va mucho más allá. Existen numerosos trastornos que pueden tener su origen en un tipo de intolerancia alimentaria y que podrían solucionarse adaptando la dieta a los resultados revelados por el test.

  • Trastornos endocrinos: en personas obesas que no responden a los tratamientos habituales de adelgazamiento se han experimentado pérdidas de peso al eliminar de la dieta los alimentos indicados.
  • Trastornos gastrointestinales: dolores abdominales, estreñimiento, diarrea, vómitos, estreñimiento, hinchazón, síndrome de colon irritable.
  • Procesos dermatológicos: acné, eczema, psoriasis, urticaria, picor.
  • Trastornos psicológicos: ansiedad, depresión, fatiga, hiperactividad (en niños).
  • Molestias respiratorias: asma, rinitis, dificultad respiratoria.
  • Trastornos cardiorrespiratorios
  • Molestias neurológicas: dolor de cabeza, migraña, mareos, vértigos.
  • Otros: artritis, fibromialgia, articulaciones inflamadas.

La cantidad de personas que sufren de intolerancia es cada vez mayor, se cree que más de un tercio de la población europea se ve afectada. Además de causar malestar físico y dolores, los síntomas pueden afectar a la salud mental de la persona y, en muchos casos, les impide llevar una vida normal.